24 abr. 2018

NO TODO VALE :

   esta es una  apresurada nota post-Villalar que  nos ocuparemos de ampliar todo lo necesario pues no acostumbramos a realizar denuncias tan directas de las actitudes  de personas o colectivos que por  otra parte están en su derecho de defender sus postulados y acciones sobre todo si creen en ellos como beneficiosos a la comunidad
.Pretender apropiarse del trabajo y esfuerzo  ajenos  solo es propio de los explotadores:

Antes de comentarios ulteriores sobre VILLALAR:
NOS URGE DESTACAR QUE DAN VERGUENZA AJENA, NO CUELAN SINO ENVILECEN los intentos de Placido Martinez Mayán y su Plataforma de SUPLANTAR A LA ASAMBLEA DE USUARIOS DEL BIERZO Y PRETENDER APROPIARSE DE ESA LUCHA, en su PROPIO INTERÉS

21 abr. 2018

LUIS MONTES,BUEN MÉDICO, MEJOR PERSONA Y UN OPTIMISTA SIN CAUSA

Tuve ocasión de conocerle en sus visitas a Valladolid y me pareció tan buen médico como persona.Pero no coincidí en absoluto en su pronóstico de que la Eutanasia sería un hecho en breve plazo,confiado en las vias institucionales a pesar de las persecuciones sufridas y su decepción respecto de la actitud y estrategias del PSOE, haciendo siempre la goma con este y otros temas como el aborto.Cuando hizo de Podemos su opción, creyó en nuevas promesas que ahí quedan por cumplir. Políticamente,a mi juicio ,claro, demostró un buen despiste y mucha ingenuidad lo que probablemente  le hacía parecer tan optimista en el corto plazo.Apenas consiguió rehabilitar su perseguida imagen ,merced al fracaso y caida política de Lamela,y lo demás le llegará tarde.Naturalmente su ejemplo de luchador nos inspira ,no así sus capacidades predictivas .Que la tierra te sea leve,Luis:

gonzalo tejerina,uno entre tantos compañeros de fatigas 
A continuación el enlace y la reseña de casMadrid ::http://www.casmadrid.org/index.php/noticias/1015-2018-04-19-muere-el-doctor-luis-montes-a-los-69-anos-de-edad

16 abr. 2018

DE VUELTA DEL INFIERNO

DE VUELTA DEL INFIERNO,
OSCAR RELATA DETALLES DE LA GRAN CATÁSTROFE HUMANITARIA QUE TIENE LUGAR EN EL MEDITERRANEO


VER ENLACE :
http://www.elnortedecastilla.es/valladolid/valladolid-rescate-mediterraneo-20180415174220-nt.html

15 abr. 2018




"El desorden mundial, en el cual las potencias imperialistas se han visto colocadas –desde el hundimiento del imperio ruso en 1989-91, pasando por una sucesión insistente de guerras locales y regionales en las cuales cada potencia imperialista buscaba extraer el mayor beneficio posible para sus propios intereses-, no es otra cosa que el nuevo estado de salud del imperialismo".








¡BOMBARDEOS EN SIRIA! ¿TERCERA GUERRA MUNDIAL? 


¡NINGUNA GUERRA SINO LA GUERRA DE CLASES! 


El ataque militar de las fuerzas de EE.UU, Francia y Gran Bretaña contra instalaciones del Régimen sirio en las ciudades de Damasco y Oms es un paso más en la guerra comercial declarada existente en todo oriente medio entre las fuerzas imperialistas mundiales por el control de zonas geoestratégicas claves. La postura "exaltada" de estas fuerzas occidentales en defensa de "los derechos humanos" de la población siria (contra los ataques químicos de su propio gobierno) es el reverso de la defensa de la "integridad nacional" del gobierno de Moscú. Cara A y Cara B de un mismo disco: la guerra imperialista.

La doble (o doblada) moral de los estados occidentales justifica su agresión armada con la lucha contra las armas químicas utilizadas por el régimen sirio (recordamos las mentiras que justificaron los ataques al Irak de Saddam Hussein, lo que ha pasado en Libia, etcétera). El imperialismo occidental bombardea "metafóricamente" a su opinión pública con mentiras para tranquilizarla y adormecerla  (tranquilizantes en forma de bombas periodísticas y campañas de opinión) mientras bombardea física y realmente a la población de Siria.



 NO A LA GUERRA EN SIRIA. ESTADO ESPAÑOL CÓMPLICE.

 El gobierno español dice apoyar los bombardeos porque "es condenable" que haya ataques químicos por, lo que aunque no participa activamente, da apoyo logístico a la coalición occidental y participa de la OTAN y la UE que justifican completamente el ataque [En la categoría de ataque químico, que sepamos, no entra el envenenamiento controlado de la propia población que el Estado español realiza mediante la legalización de productos alimentarios tóxicos, de medicinas y fertilizantes potencialmente tóxicos, o de industrias que generan cáncer y otras enfermedades en el propio territorio español. Esto no es "guerra química contra la propia población"...]. Así, a pesar de su aparente pasividad en este momento, es cómplice (necesario o no, siempre interesado en su propio desarrollo imperialista) del ataque realizado en estos días y con sus tropas sobre el terreno (frontera turca, Líbano, etc.) está colaborando activamente a la represión del proletariado de la zona y al control económico de su propia parte de pastel.

Las burguesías de los diversos estados imperialistas en liza se hacen la guerra y se asocian según necesidades del guión: los beneficios mandan. La guerra es la continuación de la política por otros medios: "Siria se ha convertido en el teatro en el cual las potencias imperialistas mayores y las potencias regionales juegan cada una su propia partida, cada cual con el objetivo de hacerse con una parte del botín representado por su territorio y, llegada la ocasión, de meter la mano en una parte de Irak, ya hoy subdividido en diversas partes con los Kurdos en el Norte (que en Siria son apoyados por los americanos), no obstaculizados por los occidentales pero combatidos por Turquía que quiere retomar Mosul; los sunníes en el centro, apoyados por las coaliciones occidentales; y en el sur los chiitas, apoyados por Irán. Rusia, Turquía, Irán, son las potencias que se disputan pedazos de Siria, y contra sus iniciativas los Estados Unidos intentan poner un freno y participar en la división del pastel".


Por todo esto, llamamos a lxs proletarixs de cualquier parte del mundo a combatir y denunciar la intervención militar que se ha producido así como futuras intervenciones que ya se preparan, y a oponerse a ellas fuertemente con todos los medios que la clase tiene a su alcance.


  


 El enemigo está en nuestro propio país, es nuestra propia burguesía.

 Lxs proletarixs y explotadxs sirixs nos necesitan, no les abandonemos.

14 DE ABRIL de 2018 EN CUELLAR



Aún con las inevitables discrepancias que, desde el mundo libertario y en el seno de la izquierda nos pueda sugerir la propia II República Española y dejandolas esta vez a un lado:

Me atrevo además a recordar que el
Gobierno municipal elegido por las y los cuellaranos en la primavera del 36 hizo constar tambien aquí las simpatias que en todo los territorios de nuestro país despertó la revolución asturiana del 34, al disponer que las calles de la villa llevasen los nombres de 2 de los muchos heroes que pagaron con su vida los ideales de libertad,igualdad y justicia social que animaron aquellos episodios :
la joven revolucionaria de 17 años Aida de la Fuente(actual calle de San Julián) y el escritor y periodista Luis de Serval( actual calle de Santa Marina).
Creo entender que dicha resolución municipal de Mayo no llegó a ser efectiva,pues la rebelión militar que se inició el 18 de Julio ahogó cualquier asomo de libertad e inmediatamente se produjeron los apresamientos de los representantes municipales elegidos, y la posterior muerte en prisión de su alcalde.
Como muchos saben el Castillo de Cuellar,propiedad de los descendientes de Beltrán de la Cueva, se convirtió durante la guerra civil en cuartel de un destacamento de tropas italianas y posteriormente en una fría carcel de presos politicos ,muchos de ellos enfermos pulmonares, y no pocos asturianos, por lo que a su vez albergó unas dependencias sanitarias penitenciarias de tratamiento antituberculoso. Del intenso frío que multiplicaba el castigo a los penados que habitaron este penal hace una ilustrativa referencia Juan Benet tras una visita al Castillo realizada en 1966 junto a Dionisio Ridruejo . Por cierto que ,metidos en sus referencias a una época tan trágica como la de entonces, merece la pena continuar la lectura de su artículo y detenerse en las comparaciones biológico-filosóficas que hace entre dictadura y democracia el autor de Volverás a Región (https://elpais.com/diario/1989/09/24/opinion/622591211_850215.html)
Un saludo fraternal a la comunidad de Cuellar y su comarca.

gonzalo tejerina, portavoz de Solidarios de la Sanidad

14 abr. 2018

SIN COMENTARIOS..¿POR SI ACASO?

.Tomado de otros: TERAPIA ULTRABREVE

Nota de Solidarios  de la Sanidad:Este artículo lo hemos extraido del blog Medicina de familia con blog propia y en él Maxi Gutierrez hace mención a su vez al doctor Casado y su consulta

TERAPIA ULTRABREVE (Maxi Gutiérrez)
POSTED ON 05/01/2018 ACTUALIZADO ENN 06/01/2018
Salvador Casado es un experto médico de familia y amigo que me confió un caso de su consulta:
Un varón de veintitantos años acude a consulta refiriendo agobio, ataques de ira y emociones intensas que no puede controlar. Pese a que tengo una consulta atiborrada esa tarde no puedo evitar sentir compasión hacia él y decido escucharle lo mejor que pueda. Me pide permiso para leerme un folio doblado que lleva en la mano. Se lo doy y pasa a leerme lo que siente: lleva un mes descentrado, su vida no tiene sentido, discute con las personas que quiere y desean ayudarle, está enfadado con el mundo, sobretodo con él mismo, a veces experimenta mucho enfado y necesita desahogarse dando puñetazos (me enseña los nudillos descarnados), no encuentra alivio en nada siendo incapaz de distraerse, cree que tiene una depresión o algo peor, está fatal.
Me maravilla lo bien escrita que está su narración. Le pregunto si ha tenido oportunidad de compartirla con alguien lo que él niega.
Casos como éste son muy frecuentes y las respuestas que damos en las consultas de medicina de familia muy diversas. Lo más habitual suele ser diagnosticarlos de trastorno de ansiedad y/o depresión, ofrecer escucha activa, dar psicofármacos y a veces una derivación a salud mental.
Yo decido aplicar terapia psicológica ultrabreve y arriesgarme a dinamitar la agenda de la tarde. En lugar de seis minutos disponibles precisaré emplear veinte para conseguir los siguientes objetivos: Escuchar. Empatizar y contactar. Enfocar. Proponer. Red de seguridad
Para escuchar bien es necesario no tener prisa. En este caso el paciente leyó tranquilamente las dos caras de su escrito y luego añadió más información a medida que me interesaba por sus circunstancias personales, familiares y sociales. Era la primera vez que acudía.
El siguiente paso es conectar y dar empatía. Reconocer su dificultad y su sufrimiento. Aportar alguna imagen que le permita comprobar que le hemos entendido, que sabemos por lo que está pasando. Cuando lo conseguimos es habitual ver alivio en el lenguaje no verbal del paciente que relaja postura o cambia el gesto insinuando una sonrisa.
Conseguido el contacto pasamos a normalizar y enfocar. El paciente ha verbalizado que cree tener alguna enfermedad y experimenta falta de control en su vida, eso le agobia mucho como es natural. Devolver que no detectamos ninguna patología mental sino un sufrimiento intenso derivado de su momento vital permite al paciente reenfocar su discurso interior que tiende a ponerse en lo peor. Darse permiso para experimentar emociones intensas y dejar de autoagredirse por ello le coloca en una posición adecuada para encontrar una salida a su situación de bloqueo.
El teléfono interrumpe la conversación, la compañera administrativa me informa que tengo un aviso a domicilio de un paciente de otro centro de salud y dos personas sin cita que se suman a los que ya esperan en la puerta. Agradezco la llamada y continúo.
La propuesta que hago a continuación es triple: desahogar, respirar, esperar. El joven se siente como una olla a presión, cuando le invito a desahogarse lo entiende perfectamente. Le pregunto si hace alguna actividad física y responde que empezó el gimnasio el día anterior con buen resultado. Invito a su vez a verbalizar y a escribir, cosa que me acaba de demostrar sabe hacer perfectamente. También dejamos abierta la posibilidad de explorar otros cursos de acción que puedan aliviarle me dice que caminar y salir al campo le ayudan.
Dado que sus estrategias de manejo de emociones han fracasado le propongo que trate de sostener sus intensas emociones simplemente respirando, acogiéndolas sin lucha o huida explicándole que por muy desagradables o intensas que sean no tienen poder para hacerle daño. Me ayudo de un par de imágenes para ilustrarlo y comprobar que lo ha comprendido.
Por último le sugiero que tenga paciencia dado que el mundo emocional tiene un ritmo que si bien podemos facilitar o entorpecer no es susceptible de controlarse a voluntad. Pese a que responde que le cuesta me dice que lo entiende.
Descarto de momento recurrir a medicación o derivación a terceros dentro del sistema sanitario. Expongo que un psicólogo privado sí puede ser una opción para él si no consigue encontrar un interlocutor que le acompañe pero lo desestima por no poder costearlo. Ofrezco como red de seguridad una nueva consulta en dos semanas y la posibilidad de acudir antes si lo necesita.
Terminamos la visita con un fuerte apretón de manos y una sonrisa. Respiro hondo y salgo a una sala de espera atestada que me invita a rescatar mis mejores recursos para recuperar el retraso acumulado.

Me pide que haga un comentario/valoración de la consulta y apenas sé que decir. Salva es valioso y siempre ha sido maestro. Me pide que hagamos docencia juntos sobre lo que llama terapia ultrabreve (que yo creo que no fue tan breve). Le digo que toda herramienta terapéutica necesita PERSONAS, ESPACIO y TIEMPO para poder ser desarrollada.
PERSONAS. Cuando la situación te la ponen delante en la consulta y uno sabe que puede aportar algo a aquello que está escuchando, me resulta complicado pensar que esto no va conmigo. Puedo pensar “¿Por qué a mi?” “¿Es enfermedad?” “¿justo tenía que ser hoy?”… da igual. Sólo queda conmoverse con el sufrimiento del otro (padecer-con) y tomar el asunto como propio para abordarlo en toda su extensión.
Somos elegidos para que nos cuenten lo que nos cuentan porque tenemos la capacidad de compadecernos. Y se manifiesta en el interés por la escucha de alguien que está pidiendo ser acompañado en aquello que le ahoga.
Sencillo de entender y difícil de evitar cuando uno está entrenado en compasión.
ESPACIO. Podemos discutir si es el entorno de la Atención Primaria de Salud el ámbito más adecuado para abordar este tipo de problemas. Si somos profesionales de la medicina para esta patología aparentemente banal. Si estamos formados para ello. Si… Podemos discutirlo y admito que habrá puntos de vista diversos pero manifiesto alguna de mis intuiciones:
– La cuestión es que las personas no encuentran muchos espacios en su vida donde alguien les escuche y les facilite ayuda. No vivimos en un mundo fácil para ejercer la ayuda entre iguales donde unos se acompañan a otros. Y no quiero decir que no sea responsabilidad de nadie, esta sociedad acostumbra a mantener relaciones superficiales donde los seres apenas se comunican más allá de lo que hacen. Vivimos en el hacer más que en el ser y así son nuestras relaciones.
– Aspectos como éste afectan a la salud de las personas. En lo físico: insomnio, ansiedad, auto-agresión,… En su sentido amplio: infelicidad, enfado, inquietud, desilusión,… En el miedo a enfermar, a tener algo incontrolable o peor… Cuestiones que no permiten vivir y que desencadenan todo tipo de alarmas. Esto es lo nuestro: la salud en todos los aspectos.
– Sin etiquetar ni sobrediagnosticar añadiendo carga de enfermedad a los problemas que son la vida y sus complicaciones. Explorando y normalizando para conseguir re-enfocar. Quitando el peso en lo que “se esperaría de” para “sentir lo que se siente” sin culpas ni limitaciones.
TIEMPO. Una de las claves de la Medicina de Familia es gestionar el tiempo. ¡Qué difícil gestión cuando tienes una agenda llena, un domicilio que acudir y dos pacientes que solicitan cita indemorable!. ¡Qué difícil negar tiempo al sufrimiento humano que se presenta ante nosotros! Sólo queda priorizar y dedicar el tiempo a quien lo necesita (aunque a veces lo hagamos de forma injusta), poner en práctica estrategias aprendidas y esperar la comprensión de los que esperan sin desesperar. Solo eso y alguna cosa más que una vez escribí en “No he tenido tiempo”
Y así ocurre la terapia ultrabreve que se cierra por hoy con ese “fuerte apretón de manos” que habla de calidez, de humanidad y de que aquello que ha ocurrido en la consulta trasciende y supera al rol médico-enfermo para convertirse en algo sagrado.
Gracias por permitirme ser testigo y lector de esta consulta, Salva


13 abr. 2018

LA "GUERRA POR LA VIDA" DE OPEN ARMS.Relato de un testigo de excepción




en el ojo del huracán  que constituyen las aguas internacionales del Mediterraneo y en medio de la tragedia de los refugiados, el médico  de familia vallisoletano Oscar Hugo Martín del Barco,superviviente él mismo a una grave enfermedad,se convierte en un testigo de excepción de la tragedia humanitaria que acontece en la proximidad de las costas de Libia,donde participa como cooperante de  Pro Activa OPEN ARMS




Nuestro compañero atendiendo a un superviviente rescatado


NOTICIAS SOBRE EL TERRENO El Open Arms, barco de rescate de Proactiva Open Arms, uno de los pocos barcos de rescate que quedan en el Mediterráneo Central 16 marzo, 2018 Rescate en el infierno del Mediterráneo con Proactiva Open Arms 
Óscar Hugo Martín del Barco, médico de familia y cooperante Un año después de mi experiencia con Proactiva Open Arms (ONG con sede en Badalona) vuelvo a la frontera sur de Europa, a las costas de Libia, un verdadero infierno en el que en 2016 perdieron la vida 5.079 personas y otras 3.116 en 2017, aunque los que hemos trabajado aquí sabemos que las cifras son mucho más altas. Las cifras oficiales sólo cuentan los cadáveres encontrados. El Mediterráneo Central continúa siendo el punto más caliente para los migrantes que huyen de la guerra o de la pobreza de África. En 2017 trabajé a bordo del Golgo Azurro, barco que en su día fue detenido durante unas horas en la costa de libia por parte de los temidos guardacostas libios. Era un barco alquilado y actualmente ya no forma parte de la flota de la ONG, que cuenta ahora con el velero Astral y el Open Arms, un antiguo remolcador cedido por el servicio de salvamento marítimo español y posteriormente restaurado para convertirse en un barco de rescate.
sorteando el fuego de los "guardacostas" 
Embarqué en la misión 41 de la organización, que desde 2015 ha rescatado 57.718 personas, primero en Lesbos y ahora en el Mediterráneo Central. Las rutas del Mediterráneo siguen cambiando, sobre todo desde la firma del “acuerdo de la vergüenza” entre la UE y Turquía en marzo de 2016. Por ese acuerdo toda persona que llegara de manera irregular a las islas griegas sería devuelta a Turquía, solicitantes de asilo incluidos. A cambio Turquía recibiría 6000 millones de euros, un país que no ofrece protección real a los refugiados. El Acuerdo ha hecho que más de 12.000 personas se encuentren atrapadas en las islas griegas en condiciones inhumanas, dramáticas e inaceptables, y ha hecho que la ruta de la migración cambie. Ahora salen de Libia para tratar de llegar a Italia, aunque también ha aumentado la llegada de pateras a España. Los primeros días de la misión permanecemos en el puerto de Malta,. Etos días sirven para conocernos, nuestro barco es antiguo y necesita pequeñas reparaciones, de lo que se encarga un equipo de maquinistas profesionales. De doce embarcaciones de voluntarios que llegaron hace dos años apenas quedamos tres, una de ellas pendiente de juicio por no firmar un código de conducta que estableció el año pasado la UE para trabajar en estas aguas y por acusaciones de traficar con seres humanos. Primera semana Proactiva Open Arms Después de unos días de incertidumbre partimos hacia la frontera de libia, a trabajar en el límite de las aguas jurisdiccionales, a 24 millas de la costa (unos 38 kilómetros). El año pasado se llegaba hasta las 12 millas, el límite de aguas territoriales, pero el aumento del control estricto de la zona por parte de los guardacostas libios, que ya son financiados gracias a los acuerdos con la UE e Italia, hacen que la zona de rescate se encuentre ahora más lejos. Los barcos de Proactiva y de otras ONG han sufrido disparos al aire, amenazas y presiones para abandonar esas aguas. Libia, un país que no firmó la Convención para los Refugiados, es el encargado de controlar su flujo. Rescatan a los migrantes de forma poco ortodoxa y les encierra en cárceles: 200.000 personas en 2017, según datos de Amnistía Internacional.

Buscan el rescate desesperadamente 

Nuestra ruta consiste en una zona al este de libia, entre Trípoli y Alkhums, realizamos la travesía diariamente. El año pasado cuando trabajé con Proactiva en la zona oeste de Libia engañaban a los migrantes diciendo que las plataformas petrolíferas que se veían enfrente de la costa correspondía a su sueño anhelado, Europa. En la zona oeste no existen estas plataformas, pero suben igualmente engañados cuando los traficantes deciden que ya no les alimentan después de sacarles lo que tienen. Tampoco les dicen que no llevan combustible suficiente para poder llegar a Italia, como máximo uno o dos días de travesía. Si no hay rescate, nunca llegarán a Italia. Las embarcaciones en las que suelen viajar después de pagar entre 800 y 1.000 euros son de dos tipos: las rubber boat (barcas de goma) con capacidad entre 30 y 200 personas, y las wooden boat (barcazas de madera), donde viajan entre 150 y 980 personas, son bastante inestables y en las que han acontecido auténticas tragedias en estas aguas. Al día siguiente de llegar a nuestro lugar de trabajo en la zona SAR (búsqueda y rescate, por las siglas en inglés) con observación continua del mar, a las 8 de la mañana nos avisan de una barca a unas 20 millas de nuestra posición. Normalmente el aviso llega desde Roma. Se preparan y se lanzan dos rhib, dos lanchas rápidas de salvamento, cada una de ellas con un patrón y dos socorristas hacia una de las “pateras de la muerte”. El acercamiento a estas barcas es tenso, complicado, tratando de que no sean presas de la ansiedad y las prisas. “No somos libios” y “niños y mujeres primero”, es lo que decimos. No podemos perder una sola vida. Los socorristas te cuentan que a veces los hombres quitan a las mujeres los niños de las manos para poder ser rescatados los primeros, de barcas que ya tienen muertos sobre la cubierta. En esta intervención rescatamos a 101 personas, de ellas 24 son mujeres, dos embarazadas. La edad oscila entre los 18 y los 21 años, aunque el mayor tiene 36 años. Uno de los pasajeros fue amputado. En Libia le extorsionaron a cambio de un rescate que debía pagar su familia. Como sólo pagaron la mitad, los traficantes le cortaron una pierna. Oscar Martin reconoce con ultrasonidos a Ayaan Abukar Sabriye, de 22 y somalí, embarazada. Foto: Olmo Calvo Hay un joven de 22 años, cuya madre pensaba que había muerto hace al menos un año. Desde el Open Arms le ponemos en contacto con ella. La escena es impactante, emocionante, sobrecogedora. Cuando suben al barco vuelvo a recordar las caras de pánico y desconfianza de hace un año: miran con temor la bandera libia que llevamos para acercarnos a la zona SAR. Han vivido un auténtico infierno de las cárceles de libia. Muchos llevan años viajando, incontables quedaron en los desiertos, y el cien por cien de las mujeres han sido violadas. También ellos han sido violados, maltratados, disparados. Nuestro trabajo como sanitarios comienza cuando después de instalarse en la cubierta del barco con una manta, ya han podido recuperar algo de calor. Atendemos alguna hipotermia leve, consecuencia del tiempo que llevan en el mar, a un joven con probable desnutrición. Todos tienen sarna. No he visto las temidas quemaduras químicas producidas por el combustible de las pateras. Intentamos que estén arropados, les preparamos comida, les cuidamos hasta transferirles a un guardacostas italiano por la noche. Les queda un largo recorrido para saber si se podrán quedar en una Europa que no les quiere. Segunda semana Nuestra segunda semana es más complicada, con un temporal de olas de 3-4 metros durante 48 horas. Se nos acerca una patrullera libia que nos pregunta por radio que qué hacemos aquí. Contestamos que somos una ONG que se dedica a rescatar refugiados en aguas internacionales. Como si no lo supieran después de dos años trabajando en la zona de rescate. Otra noche otro barco militar nos piden que mantengamos una distancia con ellos. En la zona hay una misión de la OTAN con buques militares europeos. Otro día los compañeros avistan al amanecer un rubber boat ardiendo sin personas. Pensamos que puede ser una de las dos pateras por las que el día previo se activó al Aquarius, el barco de salvamento de SOS Mediterráneo que vigila en la zona oeste ¿No pudo llegar hasta ellas? ¿Lo interceptaron los guardacostas? Para uno que no es marinero el control me parece muy estricto, al final esto parece una lucha entre los barcos militares, los libios y nosotros, ya que solamente se nos avisa desde Roma si los botes llegan a aguas internacionales, sino no lo hacen. A los marineros profesionales, los maquinistas, oficiales y el capitán, esto les ha cambiado completamente la vida. Te cuentan lo que ha supuesto para ellos formar parte de este grupo de salvamento. Un capitán que sigue llorando cuando las rhib llegan al barco en cada rescate.
el Ddestartalado y viejo OPEN ARMS 
La UE debería proporcionar vías seguras y legales para que los solicitantes de asilo pudieran llegar a los países europeos, como la reagrupación familiar, la reubicación, conceder visados humanitarios y abrir pasillos humanitarios. Asistimos a una abdicación de los países europeos en la crisis humanitaria más importante desde la segunda guerra mundial, a una vulneración del artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Un año después sigo sin dar crédito a lo que acontece en la tumba del Mediterráneo: más de diez mil muertos en dos años y medio, y 4.000 millones de ingresos anuales para los traficantes. Es importante que sigamos allí: una sola vida es importante, por lo que hay que permanecer en el mar.