19 may 2022

¿Qué podemos esperar del nuevo gobierno de Castilla y León en materia sanitaria?

 

¿Qué podemos esperar del nuevo gobierno de Castilla y León en materia sanitaria?

El pasado domingo 13 de febrero se celebraron las elecciones a las cortes de Castilla y León, después de que en diciembre del año pasado Alfonso Fernández Mañueco disolviera el gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos, siguiendo los intereses de la dirección nacional del partido popular, y convocara elecciones. 

El presidente de la comunidad se dispuso a destituir a todas las consejeras de ciudadanos entre las que se encontraba Verónica Casado, consejera de sanidad hasta ese momento. Como sustituto, Mañueco nombró a Alejandro Vázquez Ramos, licenciado en medicina por la Universidad de Valladolid, que durante la última legislatura ha ocupado la portavocía del Partido Popular en las Cortes de Castilla en la Comisión de Sanidad. 

Su continuidad en el cargo estaba en el aire después de las elecciones, pero el 19 de abril, después del acto de posesión del nuevo gobierno de coalición, Mañueco anunciaba la composición del mismo y confirmaba la renovación como consejero de sanidad de Alejandro Vázquez. 

¿Qué podemos esperar del nuevo gobierno y de la consejería de sanidad a partir de ahora?

El 26 de abril se celebraba el acto de la firma del plan anual de gestión (PAG) entre el gerente regional de salud, Jesús García-Cruces Méndez, y las gerentes de salud de cada provincia. 

Según palabras del propio consejero a la prensa "el objetivo principal del PAG para la atención primaria es la vuelta a la presencialidad en los consultorios locales y los centros de salud. Como objetivo a resaltar en la atención hospitalaria destaca la mejora de las listas de espera tanto quirúrgicas como de consultas externas y pruebas diagnósticas y el objetivo central de la gerencia de emergencias es la mejora en los tiempos de respuesta."[1]

Hasta aquí parece que estamos sorprendentemente de acuerdo con el consejero, o más bien, con sus palabras, pero al final de la declaración dejaba bien claras sus intenciones. Vázquez incidía en que también existen objetivos económicos que pasan por el cumplimiento presupuestario, recalcando en que una de sus máximas es prestar un servicio sanitario con la mayor EFICIENCIA, lo que traducido a la práctica viene a suponer gestionar la salud atendiendo a criterios económicos, algo que no nos sorprende lo más mínimo pues es el discurso que llevan años queriendo impregnar los dirigentes en materia sanitaria de la comunidad. 

Este viernes se ha publicado el DECRETO 16/2022 por el que establece la organización y funcionamiento de la Gerencia Regional de Salud. Consultando en el BOCYL podemos constatar como el decreto sigue permitiendo "el establecimiento de conciertos, contratos, convenios y demás acuerdos para la prestación de servicios con medios ajenos, así como su seguimiento y control."





[2] BOCYL: DECRETO 16/2022, de 5 de mayo, por el que modifica el Decreto 42/2016, de 10 de noviembre, por el que establece la organización y funcionamiento de la Gerencia Regional de Salud.

Uno de los problemas más acuciantes en la comunidad: la falta de profesionales

Ya hemos hablado varias veces en este medio del grave problema que sufre Castilla y León con la falta de profesionales, especialmente de medicas, y es que, año tras año vemos como se jubilan nuestras profesionales pero sus plazas no son cubiertas por nuevas médicas. 

¿Qué ocurre en nuestra comunidad que no sucede en otras regiones para que las profesionales formadas en la comunidad se marchen fuera y para que no sean atractivas las plazas para atraer a medicas de fuera? La respuesta es muy sencilla, peores condiciones de los puestos ofertados, que se ven representadas en gran medida en la famosa figura de la médica de área. Una vida en la carretera, pendiente del teléfono móvil, sin una asignación fija a ningún centro y con peores condiciones salariales que en otras comunidades. Ese es el puesto al que pueden optar los nuevos profesionales. 

Este año se jubilan 230 médicas de familia, mientras que el número de nuevas médicas formadas en la comunidad es de 115. Teniendo en cuenta la dificultad para retener a las profesionales en la región, el futuro que nos espera no es nada halagüeño. [3]

Como respuesta a este problemática, Alejandro Vázquez ha presentado este viernes el Programa de Fidelización de médicos residentes MIR. Este programa consta de un total de 314 plazas y contará con la novedad de incluir formación de posgrado gratuita: máster universitario y diploma de salud pública o estancias formativas en centros nacionales o internacionales. El consejero considera que la "formación de posgrado" es la mejor manera para lograr que los residentes "se queden a trabajar con nosotros". 

Tenemos claro que si no se ataja el origen del problema, es decir, las peores condiciones de los puestos laborales que se ofrecen, no se va a conseguir atraer a los profesionales, sobre todo teniendo en cuenta que de los 365 estudiantes MIR que hay actualmente en Castilla y León, el 60% son de fuera de la comunidad. 

Además, la sociedad de Medicina de Familia denunciaba esta semana que Sacyl ofrece contratos a graduados sin esta especialidad. La consejería de sanidad está cubriendo plazas de médica de familia por médicas que no han realizado el MIR aparándose en  el Real Decreto-ley 30/2021, de 23 de diciembre, que con motivo de la pandemia del Covid-19, habilita a las comunidades autónomas la posibilidad de reforzarse con profesionales con título de especialista obtenido en Estados no miembros de la Unión Europea.

[4] Plazas ofertadas en el programa de fidelización de residentes 2.022. (Publicado en cadenaser.com)

24 abr 2022

UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA

 

UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA

De dónde venimos, dónde estamos y a dónde vamos.

 

1.      De dónde venimos.

La reestructuración de la sanidad rural que planteó el equipo consejero de Verónica Casado para la Comunidad de Castilla y León el año pasado fue la chispa que encendió a buena parte de la población rural para protestar en contra de la misma, pues en realidad suponía un paquete de medidas más para seguir recortando la atención primaria de nuestros pueblos, aunque pretendieran maquillarlo como una reorganización de los recursos disponibles a la demanda requerida. Como si desde la Consejería y la Gerencia de Atención Primaria no tuvieran más opciones.

Pero debemos recordar, una vez más, que la situación actual es resultado de lo hecho desde la administración desde hace bastantes años. La atención primaria y la general se llevan degradando desde los años 90, y esto no era más que otra zancadilla, pero muy descarada. Entonces, ¿Por qué este repentino brote de plataformas en defensa de la sanidad pública rural justo ahora?

De repente, esa reestructuración no se lleva a término debido al adelanto electoral del gobierno regional, y el resultado deja entrever que poco ha cambiado en este sentido. Pues cualquiera que tome el mando de la Consejería de Sanidad poco hará en favor del salvamento que la misma precisa. Ni unos, ni otras, recordemos que el gobierno más progresista de la historia cierra la boca ante las leyes que permiten la venta de la sanidad, ese servicio esencial que toda población debe tener y organizar por sí misma, como son la ley 15/97 y el art. 90 de la LGS. Que ingenuos somos, en verdad es normal, sería algo tan radical que desmontaría todos los chanchullos que tienen montados entre las privadas, los conciertos, las externalizaciones, las mutualidades y las dobles contrataciones de personal. Pero luego por otro lado, tratan de apoyar fervientemente la sanidad pública, cuando son los partícipes de su progresivo desmantelamiento. Por eso, si agarramos su mano, claramente las utilizadas somos nosotras.

La posición liberal del PP es bastante clara desde siempre, y más desde la situación a la que han llegado en la comunidad de Madrid (el caso más alarmante de privatización y ahogo de la sanidad pública de todo el estado español), pero las actuaciones del PSOE y UP (y sus confluencias) brillan por su doble rasero.

Junto a lo ya mencionado, el puño y la rosa encargó el informe Martorell en 1991, recomendando abrir las puertas de la sanidad pública a las fuerzas del mercado (oligopolio farmacéutico, industria de tecnología avanzada y empresas constructoras) bajo la excusa de la necesidad de una gestión más eficiente de los recursos, y la introducción, además, del famoso copago. Además, participó en el consenso de la ley 15/97, no retiró como prometió la ley 50/98 que ampliaba la anterior, y tampoco hizo nada ante la ley de 25 de abril de 2003 que ampara las “nuevas formas de financiación” de la sanidad madrileña.

El último cambio radical que ofrecen en materia sanitaria es el nuevo anteproyecto de ley para modificar el Real Decreto 16/2012 de Rajoy que excluía de la atención sanitaria a los migrantes en situación irregular. Mira que Rajoy era un demonio, pero da la casualidad que este proyecto, lejos de echar abajo esa ley, la volvería más restrictiva: así, en su artículo 3 ter punto cuatro queda especificado la necesidad de demostrar que las personas llevan más de 90 días en España para tener derecho a una asistencia sanitaria gratuita, es decir, se fija por ley la lectura restrictiva que ya habían hecho algunas comunidades[1] ¿Quién mejor que el gobierno más progresista de la historia para realizar acciones como éstas?

Mientras, la introducción de todo el espectro político de la izquierda en las movilizaciones de las plataformas, mareas y la mayoría de los sindicatos corporativos sanitarios se sigue produciendo ¿Por qué entonces, todo ese movimiento popular blanco que se ofrece como defensor de la sanidad pública, les invita continuamente a secundar sus actos, consignas y movilizaciones? ¿Quién utiliza a quién? No entendemos esa dependencia, pues su contribución en los múltiples contratos y concesiones a la sanidad privada, así como en recortes a la pública está demostrada.

Ahora que el nuevo gobierno regional está repartido entre el viejo y el nuevo protagonista ¿Esperamos algo diferente? Conociendo su dinámica, en primer término, seguro que toman las bases de la anterior propuesta de reestructuración (a no ser que puedan hacerlo aún peor) para abordar la precaria situación de nuestra atención primaria rural. Porque la medicina general de nuestro territorio, en segundo término, no está exenta de sus continuos ataques. Por ello, nosotrxs, por nuestra parte, seguiremos señalando a todas las culpables y no consintiendo que se les deje apropiarse de nuestras necesidades para enarbolar su estandarte salvador, y mientras, ahogar esa protesta, puesto que “parlamentariamente hacen todo lo que pueden para revertir esta situación, y así es cómo se tienen que hacer las cosas”. Para que vamos a luchar en la calle, cuando hay otras que se parten la cara por nosotrxs en el parlamento… ¿Para eso viven a cuerpo de rey, no?

2.      Dónde estamos.

Las últimas noticias para nuestra comarca hacen referencia a la creación de una Unidad de Soporte Vital Avanzado de Enfermería (SVAE), el segundo de la provincia (el otro segoviano parece que se instalará en Boceguillas), en el Centro Cultural de Santa Clara en Cuéllar, dotado con ambulancia (en ningún momento se alude a la necesaria UVI móvil), dos técnicos sanitarios y una plaza de enfermería conectadas con una de medicina. Un espacio temporal, pues se cede para 3 o 4 años, hasta que se construya este mismo espacio en el futuro centro de salud[2]. Nos toman el pelo una vez más, porque si ahora no dotan a este equipo de la necesaria plaza de medicina y una UVI móvil ¿A caso lo van a hacer en el nuevo centro de salud?

Aclaramos que esta unidad es conocida como ambulancia de tipo C. Según Real Decreto 836/2012 del 25 de mayo, esta unidad debe contar con un conductor, un enfermero y éste estar conectado con un médico si la ocasión lo requiere. Esta ley es un mínimo que las CC.AA deben cumplir, pero en nuestro caso, la Junta de CyL las dota únicamente de dos TES (técnicos sanitarios) y un enfermero[3].

Se anuncia que se instalará otro servicio más en el Centro Cultural de Santa Clara gracias a la colaboración del Ayto. de Cuéllar, una Unidad Militar de Emergencias (UME)[4]. Una noticia que nos parece de lo más sarcástica, pues de sobra son conocidas las actuaciones de dicha unidad: llegar tarde, ponerse la medalla y encima, contar con los mejores medios para nada, sólo para tenerles contentos. Unos medios con los que ya podían contar aquellas que de verdad se juegan la vida literalmente en los incendios y realizan el mantenimiento de nuestros bosques. Esos trabajadores a los que no se quiere clasificar como bomberos forestales porque no les interesa a unos pocos. Es la hostia, en vez de dotar a la comarca de un verdadero parque de bomberos y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores forestales, se sigue legitimando a estos parásitos en nuestros pueblos, como si fueran necesarios.

Por otro lado, parece que se va hablando cada vez más sobre los procesos de construcción del nuevo centro de salud de Cuéllar en Santa Clara para subsanar el acceso limitado del actual, y en teoría dotarle de mayores medios y personal[5]. Pero ¿Para esto último hace falta un centro nuevo? Si bien en el actual centro sobra espacio para aumentar la plantilla y dotar de medios (o poner en valor algunos de los actuales, como la famosa máquina de rayos X), cuesta creer que lo vayan a hacer en el nuevo. Eso sí, siempre tenemos en boca la falta de financiación y su necesaria gestión eficiente, pero para construir un centro de salud nuevo sí que hay de sobra. Para que veamos que hacen algo, toma y calla ¿Quién se va a encargar de construirlo? ¿Nuevo pelotazo inmobiliario?

Lo de las convocatorias a plazas de medicina de equipo y de área es otra cuestión que tiene traca. El primero es el adscrito a un centro de salud de una Zona Básica de Salud (ZBS), y el segundo es aquel adscrito a un centro de salud pero que se desplaza a otros consultorios de otros pueblos donde se carece de centro. Dieron la orden de cubrir 710 plazas de Medicina Familiar y Comunitaria, unas 400 plazas de medicina de área y 309 de equipo. Se han adjudicado 562 del total de plazas ofertadas. De las 401 plazas ofertadas de medicina de área, 139 aspirantes a personal estatutario fijo no ha solicitado plaza ni presentado documentación. Se queja la consejería, dice que la lista seguirá corriendo…

Para Segovia eran 50 plazas, de las cuales, 22 para medicina de área. De esas, 3 quedan sin cubrir. Las plazas de área son las menos valoradas por lxs profesionales, ya que trabajan por horas y están adscritas a un área sanitaria en lugar de a un centro de salud, al contrario de lo que ocurre con los otros puestos, los de equipo. La Agrupación de Profesionales de Área de Castilla y León (AmeaCyl) advirtió en un comunicado que la apuesta de la Junta por las plazas de sanitarios de área “perpetúa” los problemas de la Comunidad para atraer personal de medicina y enfermería de Atención Primaria. Efectivamente, si ofrecen peores condiciones laborales, quien pueda elegir no cogerá la plaza, pero a la vez sostienen que es que nadie quiere trabajar en los pueblos, echando balones fuera y quitándose cualquier responsabilidad.

Las condiciones de trabajo para este personal específico son alarmantes, como asegura dicha agrupación recogida en un artículo de El adelantado de Segovia, la Consejería de Sanidad los sigue considerando trabajadores por horas (este mes trabajarás más horas y el que viene menos, según sea la necesidad), exigiendo disponibilidad permanente del tiempo libre para acudir al puesto de trabajo, abonando por igual las horas realizadas de día o de noche, o en días laborables o festivos, y todo ello pudiendo superar las 24 horas seguidas de trabajo, de lunes a domingo. [6]

Respecto a la medicina general, la oferta de las especialidades, se cifra en 353 plazas para todas las provincias. Así, 161 corresponden a Medicina Familiar y Comunitaria y para las de Enfermería se incrementa la cifra hasta 160 plazas.

Estos datos contrastan con las largas listas de espera que aún existen en toda la comunidad (y en todo el estado), aunque aseguran que se han reducido desde el 2020. Para Segovia, a mediados de marzo de 2022 la lista llegaba a 2.417 personas con unos 84 días de espera media, en marzo de 2019 éramos 1.241. Aunque en esta recogida se añadan los aplazamientos por motivos laborales, personales y/o contraindicaciones médicas, la existencia de una lista de espera, muestra que los medios y el personal existentes no son suficientes para la demanda de atención sanitaria que exige la población.

3.      A dónde vamos.

Por tanto, cuando esta lista llegue a cero, la balanza estará equilibrada y estos profesionales de la política habrán hecho todo lo que han podido y prometido. Hasta entonces, a causa de la permanencia de una gestión empresarial para un servicio público, los 20 señoritos que se reparten el pastel juegan con nuestras vidas y con nuestras condiciones laborales. Nos mean en la cara, dicen que llueve y seguimos pensando: “a ver cuándo escampa”.

No podemos seguir dejando que el sector de la salud se siga ligando al mercado, ni que la pirámide sectorial reproduzca la estructura de clases de la sociedad capitalista. Ciertos profesionalxs no se pueden convertir en una élite intocable e influyente en los procesos políticos y económicos. A igual trabajo, igual salario, como dirían los estudiantes del MIR (Médico Interno Residente).

Debemos seguir plantándoles cara en la calle y reclamar un servicio justo para nuestros pueblos. Eligiendo bien nuestros aliados y no dejando que nos tomen más el pelo. Un buen ejemplo de lucha fue lo que hicieron nuestros compas bercianos ocupando su hospital comarcal o las vecinas de un pueblo de la sierra segoviana con su consultorio para reclamar en ambos casos la mejor dotación de medios y personal en dichos centros. Que cada cual en su pueblo tome las medidas que crea oportunas, pero coordinémonos de manera horizontal para ser más fuertes y conseguir nuestros objetivos.

 

Trabajador@s sanitari@s y usuari@s unid@s para salvar la sanidad pública.

Luchar contra la privada, es luchar por la pública.

 

Reivindicaciones rurales:

-          Más medios y más personal sanitario.

-          Reapertura de todos los consultorios locales y centros de salud de los pueblos.

-          Servicio de urgencias íntegro con personal de medicina, enfermería y UVI móvil.

-          Cuidado digno de nuestros mayores. Gestión pública de las residencias.

Reivindicaciones generales:

-          Abajo la ley 15/97 y el art. 90 de la LGS que amparan las privatizaciones y conciertos con la privada. Donde hay negocio, no hay salud.

-          Creación de un sistema de industria sanitaria y farmacia públicas.

-          Dedicación exclusiva para todas las personas que trabajan en Sanidad Pública. Toca elegir entre público o privado.

-          Abajo las listas de espera y su gestión fraudulenta.

-          Abajo la exclusión sanitaria (Decreto Ley 16/2012). Sanidad para todxs, con o sin papeles.

-          Por un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad.

-          Reapertura de todos los consultorios locales y centros de salud de los pueblos y barrios.

 

 

 

 

 



[1] https://www.elsaltodiario.com/sanidad-publica/exclusion-sanitaria-nuevo-anteproyecto-ley-no-soluciona-nada

[2] https://escuellar.es/fraile-anuncia-que-la-unidad-de-emergencias-ocupara-la-mitad-del-centro-cultural-santa-clara/

[3] https://www.serviciosemergencia.es/noticia/2702/reportaje-%E2%80%98unidad-de-soporte-vital-avanzado-de-enfermeria-svae%E2%80%99

[4] https://cadenaser.com/emisora/2021/11/30/radio_segovia/1638275807_650825.html

[5] https://www.eladelantado.com/provincia-de-segovia/sanidad-licita-la-redaccion-del-nuevo-centro-de-salud-de-cuellar/

[6] https://www.eladelantado.com/provincia-de-segovia/varias-plazas-de-medico-no-son-solicitadas/

9 ago 2020

EN APOYO Y SOLIDARIDAD CON LXS TRABAJADORES DE LA LIMPIEZA.Comunicado de CNTvalladolid

 

Ni se ha reconocido a las personas que trabajan en el sector de la limpieza, ni se las reconoce, pese a estar en primera línea de la exposición al virus. Nadie les proporciona los equipos que les darían seguridad en el trabajo, pero además se les sigue maltratando sin derechos.

Antes y ahora, muchas de las personas que limpian tu portal siguen viéndose exprimidas y tratadas como cosas de usar y tirar. La ley de la mafia de empresaurios de limpieza sigue abriéndose paso a codazos para convertir el sector en un cortijo.

  • Las personas del sector tenemos muchas enfermedades profesionales: lesiones de muñeca, codo, hombro, cervicales y lumbares. Pero no se reconocen como tales, y para su tratamiento en la seguridad social hemos de sufrir listas de espera interminables.
  • Las horas extra se cobran en negro y por debajo del convenio.
  • Se necesitan horas extra porque los contratos son a tiempo parcial. Esto es pan duro para hoy y hambre para mañana, porque no llegamos a cotizar para jubilación digna que, por nuestras enfermedades profesionales, podemos necesitar anticipar.
  • El tiempo de portal a portal o de local o local no se paga en la mayoría de las ocasiones, pese a que está reconocido en el convenio. Consecuencia de un convenio firmado por los sindicatos burocráticos sin tener en cuenta a las trabajadoras y sin poner mecanismos para su defensa.

Desde CNT Valladolid pensamos que estas cosas se pueden evitar: Las trabajadores y los trabajadores del sector tenemos que dejar de ir cada uno por nuestro lado, que acaba siendo el mismo, dolor y miseria. Si los empresaurios se ríen del convenio es porque no nos unimos y apoyamos entre nosotras para defender lo que merecemos.

Nadie puede ni debe mirar para otro lado, haciendo como que encuentra las cosas limpias porque así caen del cielo. Si quieres portales limpios, oficinas limpias, consultorios limpios, que sea con justicia y dignidad.

16 jul 2020

Ai PASTORA,CANTO TE EXTRAÑAMOS !!

tomado de Pecoras.info


Ai Pastora, canto te estrañamos!


Por Robinjuz

Fai agora pouco máis dun ano foise unha persoa moi grande. A máis grande. Pastora, nai biolóxica de Xosé Tarrío e adoptiva de todo o movemento  anticarcerario galego (e do mundo enteiro) deixounos orfxs a todxs. Incombustible loitadora de personalidade arroiadora, libertaria por intuición e rebelde por vocación, oradora incansábel. A desaparición desta grandiosa muller de verborrea inconteníbel e corazón tan grande como apaixonado, deixa en Galicia (e no mundo) unha ausencia imposíbel de substituír. Con ela caeu un dos alicerces nos que se cimentaba todo o movemento  antirrepresivo destas verdes terras galaicas. A súa forza, o seu empuxe e a súa paixón marcaron de forma indeleble a máis dunha xeración. O seu sorriso, inmenso, profundo e sincero foi como un bálsamo nos momentos difíciles. As súas gargalladas, cristalinas e espontáneas, non só puxeron música alegre á nosa loita libertaria, senón que fixeron tremer os muros dos centros penitenciarios.

Nos coñecémola hai máis de dúas décadas, cando o seu fillo Xosé Tarrío aínda non saíra do talego e apenas acababa de sacar o seu libro de irredutíbeis vivencias carcerarias. Por aquel entón ela militaba, xunto a Pepita (outro referente irrepetíbel), nun colectivo chamado “Nais en Loita”, asiduo de protestas e manifestacións. Ao pouco comezamos a realizar as marchas á prisión de Teixeiro, nas que axiña se convertería numha personaxe imprescindíbel: moitas veces ferreamente aferrada ao megáfono, ou disparando atronadores refachos de incendiarios discursos desde a megafonía do coche. Por aqueles tempos foi cando comezou a chamarnos “os  meus rapaces”, apelativo que nunca perderiamos, nin agora que hai tempo que peiteamos canas. E é que aquelas ovellas negras aos poucos nos estamos a volver grises. Cousas da vida.
Despois foi cando Xosé saíu do cárcere. Non me estenderei moito respecto diso, xa o fixen noutras ocasións, pero basta dicir que nos deixou un sabor amargo na boca cando finalmente morreu. Tras quince anos encerrado non soubo adaptarse á vida da rúa. E xs de fóra non soubemos comprendelo nin axudalo (seica non o empeoramos todo). Volveu á droga, volveu ó cárcere e finalmente o monstro inhumano devorador de carne e soños terminou por asasinalo. Se para nós aquilo foi un palazo, para Pastora foi un puñal de xeo atravesado no seu xigantesco corazón que a acompañaría ata o derradeiro día da súa vida. Afortunadamente soubo converter a súa dor en rabia e arremeteu coa forza dun vendaval contra a institución asasina que tan cruelmente lle arrebatara o querido froito das súas entrañas. A loita contra as prisións converteuse a partir dese intre no seu único e apaixonado leitmotiv, na razón mesma da súa existencia. Houbo un tempo en que pensei que aquela loita non lle facía ben: que a lembranza constante do seu drama existencial en charlas e palestras, en protestas e manifestacións, non a deixaba repoñerse; que lle impedía superalo. Pero en canto se afastaba de todo ese mundo, do noso mundo, faltáballe algo, non estaba completa. A loita converteuse nunha parte imprescindíbel da vida daquela muller incansábel. Á fin e ao cabo ela loitou desde o día que naceu e non deixaría de facelo ata o día da súa morte. Diso xa hai un ano.
De procedencia humilde, rebelde por natureza, soubo facer da súa dor un martelo e unha bandeira. Fixo do ataque ao sistema carcerario o motivo da súa existencia. Irradiando forza e humanidade, converteuse nun revulsivo ante o abuso e a autoridade. Foi o mellor altofalante dxs enterradxs vivxs, xs presxs, silenciadxs pola inxustiza estrutural do capitalismo despiadado. O seu discurso potente e apaixonado conseguiu derrubar os muros de impunidade para iluminar unha e outra vez ás novas xeracións de loitadorxs libertarixs. A nai coraxe, o referente definitivo perante a crueldade da institución do castigo… Pero ademais, para xs seus amigxs, foi unha compañeira de corazón de ouro. Queríanos, defendíanos e regañábanos como o que era: a nosa nai na loita.
Ai Pastora! Non sabes o orfxs que nos deixaches. Neste ano fatídico cheo de mortes e desgrazas a túa foi unha perda irreparábel. Eras un carballo, unha montaña, unha roca grande e firme baixo a que acubillarse. Eras á vez un bálsamo para xs teus amigxs e o irredento flaxelo de quen abusaba da autoridade. Foi marchar ti e todo semella desmoroarse; coma se foses a argamasa que unía o noso pequeno desafío contestatario. Coma se contigo marchase a cordura e o entendemento dxs libertarixs autónomos galegxs. Ai Pastora canto te estrañamos!

15 jul 2020

LA NUEVA NORMALIDAD:



    

Aceradas, y a nuestro juicio acertadas ,las reflexiones de Eduardo Romero( Colectivo Cambalache) sobre la "nueva normalidad" que nos preparan. Tomado de su articulo de opinión en la revista asturiana NORTES






















OPINIÓN

La nueva normalidad



Recuérdalo: vamos a seguir contaminándote. Así que usa mascarilla. Acostúmbrate. Te prometemos un siglo XXI lleno de emociones


“Lo digo y lo repito: usa mascarilla. (…) Cuida de tu salud y estarás cuidando la de todos”. Adrián Barbón, presidente de Asturias
“(…) no hay tal cosa como la sociedad. Hay individuos, hombres y mujeres, y hay familias. Y ningún gobierno puede hacer nada si no es a través de la gente, y la gente primero debe cuidar de sí misma. Es nuestro deber cuidar de nosotros mismos y después, también, cuidar de nuestros vecinos”. Margaret Thatcher
“El periodo de gracia se acabó, la Policía impondrá la distancia social”. Delia Losa, delegada del Gobierno en Asturias
Mi vecina la del tercero continúa desinfectando, una a una, las patas de su perro cada vez que vuelven del paseo y se disponen a entrar en casa. Una amiga, que trabaja de puta, ha vuelto a recibir llamadas. Acude al piso de contactos y chupa pollas, mete dedos en el culo y se deja penetrar. Todo ello con condón. A veces se ríe y piensa, con el dedo envuelto en látex, que parece una enfermera. Eso sí, sin EPIs y sin distancia social. Inocencio, ochenta y siete años, fue picador en la mina. Sabe bien lo que es quedarse sin oxígeno. Al fin y al cabo, lleva media vida silicótico. Ha vuelto a pisar la calle tras cien días confinado. De cinco a siete de la tarde sale de la residencia en la que vive. Aunque teme al bicho, necesita caminar. Hace menos de un año que rompió la cadera. Tanta película de John Wayne tirado en la cama le ha dejado más torpe. Dice que le duele la pierna. Y dice, también, que la calle está más triste.












Una calle del barrio de Pumarín, Oviedo/Uviéu. Foto: Iván G. FernándeZ

Hay quien tiene mucho miedo a que se pueda circular entre regiones. El martes llegó a Oviedo un tren procedente de Madrid. Qué miedo. Había muchos secretas en la estación. Por nuestra seguridad. Últimamente, se suceden los eventos que denuncian la violencia policial contra los negros. Al parecer, el racismo es culpa del supremacista Donald Trump y sus secuaces. Así lo decían muchas pancartas en España. También una en Oviedo. Ese día, la mujer con el peto de Amnistía Internacional pidió a toda la plaza que hincase la rodilla. Para hacernos la foto. Hoy El País habla del pelo afro y los derechos civiles en EEUU. De entre todas las personas que se bajaron del tren en Oviedo, dos eran negras. Los secretas sólo las identificaron a ellas. A una la agarraron del brazo y se la llevaron. A comisaría. Por negra y por no tener papeles. La obligaron a quitarse el sujetador y los cordones de los zapatos. Una policía la cacheó en busca de drogas. En el calabozo no existe la distancia social. De pronto, por negra y por no tener papeles, era sospechosa de tráfico de estupefacientes. Cien mil detenciones en un año. Doscientas setenta y cuatro al día. Ese ha sido el récord español de encierros en calabozo en aplicación de la Ley de Extranjería. Verdaderamente, Donald Trump es un fascista.











Concentración antirracista en la plaza de La Escandalera Uviéu FOTO: Iván G. Fernández

Las calles, después del silencio interrumpido por tanquetas militares, vuelven a estar infestadas de coches. No las vemos porque son microscópicas, pero las partículas contaminantes proliferan otra vez. Con cada respiración penetran, profundamente, en nuestros pulmones. Se estiman en treinta mil los fallecimientos prematuros cada año por contaminación del aire en el Estado español. Ahora que nos tragamos las estadísticas producidas just in time, resuena esta cifra, ¿verdad? Treinta mil.
Toda la población asturiana respira habitualmente aire contaminado. Responsabilidad individual. Ponte una mascarilla. Tractores rociando las caleyas con lejía. Ochocientas muertes en Asturias como consecuencia de la contaminación atmosférica. Veinte mil sanciones durante el estado de alarma. No recuerdo que el presidente asturiano o la delegada del Gobierno hayan dicho nada de las micropartículas. Quizás habría que multarles por ello. En el mundo mueren anualmente más de medio millón de niñxs por enfermedades respiratorias asociadas a la contaminación. La mayoría por neumonía. Usa mascarilla. Cuida tu salud y estarás cuidando la de todos. ¿Quiénes somos todos?














Las chimeneas de Mittal reflejadas en el Centro Cultural Internacional Óscar Niemeyer. FOTO: Iván G. Fernández














Zoonosis. Una sofisticada palabra. El paso de enfermedades infecciosas de otros animales a los seres humanos (o viceversa). El coronavirus es fruto de una zoonosis. Las granjas industriales son una de las causas principales de la proliferación de zoonosis. Gripe aviar, gripe porcina, entre otras. En España se mata cada año a cincuenta millones de cerdos. Casi la mitad en Catalunya. En España cuelgan de los balcones miles y miles de banderas rojigualdas. Ahora también hay gente que las lleva en la mascarilla. Como un escupitajo. Sin embargo, en lo que respecta a las granjas industriales, hay muchas zonas de España que quieren emular a Catalunya. Más allá de las banderas y de los escupitajos. El Gobierno de Castilla y León, por ejemplo, se propone agilizar algunos trámites. Eso de que una industria que consume agua como si fuera una ciudad, contamina acuíferos como si fuera una mina y emite gases como si tuviera una enorme chimenea tenga que pedir licencia ambiental es una burocracia innecesaria.











Macro-granja de cerdos. Foto: Ecologistas en Acción.

Antes del estado de alarma, había en el mundo unos setenta mil millones de animales encerrados en granjas industriales. Eso sí que es un confinamiento gigantesco. Animales hacinados, maltratados, estresados y atiborrados de antibióticos. Ahora, en la nueva normalidad, hay, millón arriba, millón abajo, los mismos. Ponte la mascarilla. Apelo a tu responsabilidad individual. Tampoco he escuchado a nuestro presidente hablando acerca de este asunto. En estos ecosistemas distópicos, la posibilidad de que un virus salte de un pollo o un cerdo a un ser humano se multiplica. Bosques y biodiversidad se destruyen a toda máquina para engordar a toda esta carne enlatada en jaulas. La fauna silvestre que sobrevive va quedando encajonada en rincones cada vez menos recónditos. Lo cierto es que ya no existen rincones recónditos. El contacto con otras especies y la mercantilización de los llamados animales salvajes dispara las posibilidades de zoonosis. Ébola, coronavirus, entre otras. Que los humanos urbanicemos cada vez más territorio tampoco ayuda. Las ciudades se extienden y matan o desplazan a muchas especies animales. Los humanos también somos animales. No vivimos en jaulas, pero cada vez más gente trabaja, vive y se desplaza en contextos de hacinamiento. Cuando la zoonosis se produce, el virus encuentra las condiciones para expandirse a sus anchas.


















Matadero de Litera Meat, Binéfar, Huesca.

El matadero de Litera Meat en Binéfar se hizo tristemente famoso durante el confinamiento. Que abunden los brotes en mataderos parece una señal divina. Mi familia celebró el fin del estado de alarma con una parrillada. Nada de besos y abrazos. Alitas de pollo, costillas de cerdo y chorizos criollos. El matadero de Litera Meat se construyó con la idea de que en él se pudieran matar treinta mil cerdos al día. Eso da más de diez millones al año. Para exportar los cadáveres a China. En esta fábrica fría y húmeda, la brutalidad laboral que imperaba facilitó aún más la propagación de la enfermedad. Cientos de personas contagiadas. Casi todas migrantes. A día de hoy, la cadena de muerte de Litera Meat continúa a todo trapo. Más mascarillas, más jabón, y a seguir matando cerdos a toda velocidad. Y eso que los brotes en mataderos se han multiplicado en las últimas semanas. También entre los temporeros y temporeras. Diez horas con mascarilla trabajando a destajo dentro de un invernadero. Inditex dice “Black Lives Matter”. Migrantes hacinadas en cadenas industriales. Migrantes hacinadas en pisos y chabolas. Migrantes en la calle durmiendo entre cartones.
****
Recuérdalo: vamos a seguir contaminándote. A ti y a los tuyos. Así que usa mascarilla. Por las buenas o por las malas. Acostúmbrate. Te prometemos un siglo XXI lleno de emociones. Póntela. Quizás jamás te la puedas quitar.
Eduardo Romero
Escrito por
Es activista y escritor, co-fundador del colectivo y local Cambalache de Oviedo/Uviéu. Entre sus libros "En Mar Abierto" (2016) y "Autobiografía de Manuel Martínez" (2019).